LA ONU DENUNCIA RESTRICCION DE LIBERTAD DE PRENSA EN COLOMBIA

libertad-de-prensaEl Relator de las Naciones Unidas (ONU) para la Libertad de Opinión y
Expresión, Frank La Rue , y la Relatora Especial para la Libertad de
Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la
Organización de los Estados Americanos (OEA), Catalina Botero,
manifestaron su preocupación por las recientes declaraciones de altas
autoridades del gobierno de Colombia contra el periodista Hollman Morris.

El 3 de febrero de 2009 el Presidente Álvaro Uribe, señaló en una rueda
de prensa que Morris se “escudaba” en su condición de periodista para
ser permisivo cómplice del terrorismo; Uribe señaló que: “una cosa son
aquellos amigos del terrorismo que fungen como periodistas, y otra cosa son
los periodistas”. El mandatario añadió que el comunicador “se
aprovechó de su situación de periodista, e hizo una fiesta terrorista en
un sitio alternativo al de la liberación del soldado y de los
policías”.

Ante estos hechos, el 9 de febrero, el Relator de las Naciones Unidas
(ONU) y la Relatora Especial para la Libertad de Prensa de la OEA,
emitieron un comunicado conjunto en el que advierten que:
“En los últimos años, los relatores para la libertad de expresión de
la ONU y de la OEA han manifestado reiteradamente su preocupación por los
señalamientos por parte de altos funcionarios del Estado colombiano contra
organizaciones de derechos humanos y periodistas críticos del gobierno.

En el 2004, con ocasión de su visita oficial para evaluar la situación de la
libertad de expresión en Colombia, el relator de la ONU exhortó al
gobierno, a adoptar medidas concretas para evitar la estigmatización,
especialmente por parte de sus altos funcionarios y la polarización de
opiniones, dos elementos que envician el debate político y menoscaban el
ejercicio del pluralismo.

“En 2005, el relator de la OEA, luego de tomar nota sobre las
declaraciones de altos funcionarios estatales que estigmatizaban a
defensores de derechos humanos y periodistas críticos del gobierno,
señaló que, visiones excluyentes de este tipo generan una gran
desconfianza y una actitud polarizante que no contribuye a la creación de
un entorno que permita el desarrollo de la libertad de expresión.

“Tal como lo ha señalado la CIDH , este tipo de señalamientos no sólo
incrementa el riesgo al cual se ven sujetos quienes ejercen la actividad
periodística o defienden los derechos humanos, sino que podría sugerir
además que los actos de violencia destinados a acallarlos de alguna forma
cuentan con la aquiescencia del gobierno.

“En la presente oportunidad, La Rue y Botero reiteraron las
recomendaciones de sus predecesores frente a la existencia de declaraciones
de las más altas autoridades del gobierno, “que ponen en mayor riesgo la
vida y la integridad personal de los periodistas y defensores de derechos
humanos, y que generan un efecto amedrentador y de autocensura en
Colombia”.

Los relatores señalaron que los funcionarios públicos,
especialmente los que ocupan las más altas posiciones del Estado, tienen
el deber de respetar la circulación de informaciones y opiniones, incluso,
cuando éstas son contrarias a sus intereses y posiciones. En este sentido,
deben promover de manera activa el pluralismo y la tolerancia propios de
una sociedad democrática.”

En respuesta al pronunciamiento del Relator de la ONU y la Relatora
Especial de la OEA, el Gobierno Colombiano en comunicado de prensa de la
Presidencia del 11 de febrero de 2009 manifestó la sorpresa por la rapidez
en la expedición del comunicado en rechazo a las declaraciones del
Gobierno, indicando que no se hizo referencia “a elementos objetivos que
generan serias dudas sobre el proceder profesional del periodista Hollman
Morris”.

En el comunicado, el Gobierno afirma que “pedirá a la Comisión
Interamericana de Derechos Humanos la regulación de las medidas cautelares
del periodista Hollman Morris, para ajustarlas al deber de protección
consagrado por la Corte Constitucional. El señor Morris, a pesar de alegar
riesgo extraordinario para su vida, se sometió a riesgo extremo, sin
informar al Estado, del cual demanda protección”.

Por otro lado la Fundación para la Libertad de Prensa publicó el pasado 9
de febrero, con motivo del día nacional del periodista, el informe anual
“La amenaza y la estigmatización: intimidaciones invisibles contra la
prensa” sobre el estado de la libertad de prensa en Colombia en 2008. El
informe muestra que si bien el asesinato de periodistas se redujo en un 15%
en comparativo 2007-2008, dentro de este mismo periodo se incrementaron las
amenazas y la intimidación a los comunicadores.

Caso Hollman Morris: La persecución contra un Defensor de Derechos Humanos
La difamación, el espionaje ilegal de llamadas, las amenazas de muerte,
las persecuciones, la estigmatización y el señalamiento son algunos de
los padecimientos que tiene que sufrir un periodista en Colombia para
ejercer su labor.

Así lo manifestó Hollman Morris en la conferencia ‘Libertad de Prensa y
secreto de las fuentes en las dos orillas: Europa y América’, organizada
en la Casa de América en Madrid por la ONG Reporteros Sin Fronteras.
Prueba de ello, son los recientes señalamientos por parte del Ministro de
Defensa en el que cataloga al comunicador como “periodista afin a la
guerrilla” por su labor en el cubrimiento de la liberación de 4 miembros
de la Fuerza Pública por parte de las FARC.

En dicho evento, el periodista denunció que el presidente Uribe tiene una
política de “estigmatización y de señalamiento a los periodistas”,
aunque agregó que esto no se da solo contra los periodistas sino que la
ejerce contra “los defensores de los Derechos Humanos, a los líderes
sociales’ y en definitiva ‘a todo aquel que critique, señale, denuncie
cualquier actividad corrupta del gobierno de Álvaro Uribe”.

Morris fue detenido arbitrariamente el 2 de febrero pasado, por miembros
del Ejército Colombiano en el corregimiento Unión de Peneya, entre los
municipios de Paujil y Cartagena del Chairá, en el departamento de
Caquetá. La Sargento Teresita Tabares, de la Dirección de Derechos
Humanos de la Policía Nacional confirmó la detención de Morris, por
parte del Ejército, al Centro de Solidaridad de la Federación
Internacional de Periodistas, Ceso-FIP.

Una respuesta a LA ONU DENUNCIA RESTRICCION DE LIBERTAD DE PRENSA EN COLOMBIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: