PÁNICO EN EL CENTRO DE BOGOTÁ

Un ex oficial del ejército identificado como Edgar Paz Morales, con 17 rehenes dentro de una oficina ubicada en el centro de Bogotá, mantuvo por espacio de varias horas en vilo a los organismos de seguridad del Estado que finalmente lograron desarmarlo de una granada de fragmentación que portaba en su mano.

Paz Morales, quien inicialmente denunció el no reconocimiento por parte del Estado de su pensión, pidió la presencia de los medios de comunicación, situación que aprovecharon fuerzas especiales de la Sijin para ingresar al lugar con pistolas paralizantes camufladas.
En momentos en que el ex oficial armado con una granada en su mano derecha hacia leer ante los medios un comunicado, un miembro de la Sijin vestido de civil le habló por un costado situación que distrajo ligeramente la atención del ex oficial, otro le dobló por detrás de la espalda el brazo izquierdo, mientras de manera instantánea otros tres policías se abalanzaron contra el hombre y en tres segundos luego de tenderlo en el piso, le quitaron la granada.

Ahora el ex oficial del ejército deberá responder ante un juez de control de garantías por la comisión de los delitos de secuestro, terrorismo y porte ilegal de armas de uso exclusivo de la Fuerza Pública, que le podría dar una condena entre 8 y 20 años de cárcel.

El comunicado

El individuo reveló á través de un comunicado varios sucesos, que según el suboficial, corresponden a arbitrariedades cometidas por el Ejército.

“Armamos un grupo que fue entrenado por el israelí Jair Klein, quedaba ubicado en un montaña en Tolemaida, habiendo pasado los entrenamientos se monta el área operacional el una finca de Jorge Luis Ochoa, alli sucededían toda clase de atrocidades, alli capturabamos a miembros del M19, donde se torturaban de la manera más cruel”.

Relató otras historias que involucran a altos mandos del Ejército en hechos arbitrarios y muertes a líderes sindicales.

“A finales de 1981 aparece la cooperativa Convivir (conformada por varios miembros del Ejército), con el patrocinio de la Gobernación de Antioquia bajo el mando de Álvaro Uribe. En ese mismo tiempo recibimos la orden en la cooperativa de eliminar a Navarro Wolf”.

Paz aseguró que participó en el atentado de Navarro con una granada y aseguró que en el momento lo felicitaron, pero cuando recibieron la noticia que el político se había salvado, recibió un fuerte castigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: